• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

10 de diciembre de 2013

"UNA SOLA FAMILIA HUMANA, ALIMENTOS PARA TODOS

Obras Misionales Pontificias España apoya la campaña de Cáritas Internacional

Hoy 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, tendrá lugar el lanzamiento mundial de la campaña “Una sola familia humana, alimentos para todos”, una iniciativa auspiciada por el Papa Francisco y realizada por la Confederación Cáritas Internationalis cuyo objetivo es terminar con el hambre para el 2025.


En España, Cáritas y Manos Unidas han decidido sumar sus esfuerzos y colaborar de manera fraterna en la puesta en marcha de la misma a nivel nacional.

Obras Misionales Pontificias se suma como colaboradora a estas dos instituciones. En este sentido, el Director Nacional de las OMP España, D. Anastasio Gil ha pedido a las delegaciones de misiones de cada diócesis que se pongan en contacto con las delegaciones de Cáritas, para que las Obras Misionales Pontificias se hagan presentes en aquellas actividades que sean compatibles con el carisma específico de Obras Misionales y se subraye el carácter evangelizador de estas acciones.
El primer signo de esta colaboración será unirse a la “Ola de oración” que tendrá lugar hoy día 10 de diciembre a las 12 del mediodía, como acto mundial de lanzamiento de la campaña.

La campaña “Una sola familia humana, alimentos para todos” se basa en el principio de que cualquier cambio real debe originarse primero y sobre todo en nosotros mismos y en nuestra capacidad de ver el rostro de Jesús en quienes padecen hambre. Cuando empezamos a buscar profundamente, en nosotros mismos, nuestro sentir sobre los temas vinculados al hambre, tanto en casa como fuera, nos damos cuenta que solo trabajando como una sola familia humana, con espíritu de compasión y unidad, podremos finalmente poner fin a una grave injusticia: que habiendo alimentos suficientes en el mundo, la gente todavía pase hambre.
Más información en