• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

7 de agosto de 2015

101 NIÑOS Y 67 MUJERES LIBERADAS DE LAS GARRAS DE BOKO HARAM

El Ejército de Nigeria anunció el rescate de 178 personas secuestradas por la secta islamista radical Boko Haram en el estado de Borno, en el noreste del país. Entre los liberados hay 101 niños y 67 mujeres. La ofensiva aún no ha frenado la ola de violencia que los milicianos siembran ya desde el 2009, en una guerra que hasta hoy ha provocado 15 mil muertos.

Este domingo el ejército nigeriano consiguió liberar a 178 personas --67 mujeres y 101 niños—Además han destruido algunos campos de Boko Haram cerca del pueblo de Bitta, al sureste de Maiduguri, en la Nigeria septentrional. Es en esta zona del estado de Borno donde el grupo extremista, desde el nombramiento del nuevo presidente Muhammadu Buhari, ha desarrollado la mayor parte de sus acciones terroristas, llegando a matar, en poco más de dos meses, a cerca de 800 personas.

Por su parte, los soldados han rescatado a cientos de rehenes, víctimas de los continuos secuestros y destinados a una muerte segura. Sobre todo los niños, usados por los milicianos como kamikazes involuntarios.

El pasado mes de abril, Mons. Bagobiri, hacía un llamamiento a una coalición internacional para detener los ataques islamistas, cuando se cumplía un año del secuestro de las 276 niñas nigerianas.

En esa línea los ejércitos vecinos de Camerún y Chad continúan combatiendo contra Boko Haram. Precisamente una operación conducida los días pasados por los militares del Chad en el noreste de Nigeria ha causado la muerte de más de 100 milicianos. En la lucha han muerto también dos soldados chadianos y otros dos resultaron heridos.

La ofensiva aún no ha frenado la ola de violencia que los milicianos siembran ya desde el 2009, en una guerra que hasta hoy ha provocado 15 mil muertos. En la noche del pasado sábado, los extremistas sembraron el terror en la ciudad de Malari, al noroeste de Nigeria, quemando casas y matando a doce personas.

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, ha asegurado que se creará una fuerza regional, compuesta de al menos 8.700 hombres procedentes de los tres países limítrofes, para erradicar esta plaga del país africano. Se hizo eco también el general nigeriano Abbah, apenas nombrado para guiar la nueva fuerza internacional, quien ha prometido que «esta amenazada terminará muy pronto».


Fuente: Agencias/InfoCatólica