• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

21 de enero de 2015

DAR ESPERANZA A NIÑAS SIN RECURSOS, Mª TERESA DESDE TAILANDIA

"Gracias a la formación que les proporcionamos las niñas pueden tener un futuro digno" 

La misionera española María Teresa Gómez Jiménez, de la Congregación de Santo Domingo,trabaja con otras hermanas en un internado de niñas en la misión Nuestra Señora del Rosario de Udon Thani, en Tailandia.


Sor Mª Teresa, nacida en la localidad granadina de Loja, cuenta en una carta “la felicidad que experimento de poder dedicar estos años de mi vida a ayudar a estas niñas de nuestra Casa Hogar Ntra. Sra. del Rosario”. 

Cuenta que desde hace ya 50 años acogen niñas - ahora tienen 16 - que van desde los 10 a los 17 años. Todas son de zonas rurales y de familias muy pobres. Además la mitad son niñas huérfanas o abandonadas de sus padres. “Lo más doloroso para mí es que las madres las abandonen. A veces lloran porque quieren conocerlas, o a su padre. Poder verlos algún día es su sueño. 

Tienen unas carencias afectivas grandes. Intento ser una madre para ellas, dándoles acogida y cariño, entregándome con lo que soy y lo que tengo a cada una, amándolas como hijas muy amadas de Dios, enseñándoles a ser mujeres de bien, a vivir los valores humanos y cristianos, corrigiéndolas cuando no lo hacen así, con cariño y firmeza. Me alegro mucho cuando veo que van creciendo año tras año, en la vivencia de estos valores, más respetuosas, más responsables, más amantes de la verdad, mas colaboradoras, mas estudiosas”.

Mª Teresa, además, está empeñada en conseguir su sueño: “Que gracias a la formación que les proporcionamos, puedan tener un futuro digno para ellas y para ayudar a sus familias, eso me llena de gozo y de energía cada día”.

Comparte también en su mensaje su alegría y felicidad por la labor que realiza en Udon Thani. “Soy feliz de experimentar que Dios es un Padre cariñoso y Providente con sus hijos más pobres y lo hace a través de vuestro corazón solidario. 

Gracias a vosotros, podemos ofrecerles buena estancia en nuestra casa, buena comida, buen colegio, uniformes, libros, transporte, paseos, y sobre todo excelente formación humana y cristiana. Quiero haceros participes de mi alegría, porque sin vosotros esta obra tan hermosa, de formar mujeres para que sean mañana personas valiosas para llevar una familia y para colaborar en la sociedad, no sería posible. Por eso os digo, ¡alegraos! Esta obra es vuestra, es vuestra misión, y Dios os recompensa ya con una inundación de bendiciones, que a diario pedimos para vosotros”.

Más información sobre a labor de sor María Teresa:


Fuente: O.M.P./Infancia Misionera