• Concurso Infancia Misionera


    Participa en el concurso, crea tu revista para contar la Buena Noticia de Jesús
  • "Con Jesús niño a la Misión"


    Disponibles los nuevos recursos de noviembre diciembre para trabajar con los niños el Adviento y la Navidad
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

29 de junio de 2015

LA ÚLTIMA OBRA DE ANTONIO GAUDÍ: UNA PARROQUIA EN CHILE, OBRA DEL GENIAL ARQUITECTO

Según informa la Conferencia Episcopal Chilena, en una sencilla pero significativa ceremonia, se realizó, el pasado miércoles 25 de junio, el trazado del terreno de la futura Capilla “Nuestra Señora de Los Ángeles”. Diseñada especialmente para la ciudad chilena de Rancagua, por el famoso arquitecto Antonio Gaudí, se convertirá en la única obra del ilustre catalán fuera de España. 

El obispo de Rancagua, Monseñor Alejandro Goic Karmelic, bendijo el terreno y destacó el trabajo que ha efectuado la Corporación Gaudí de Triana que, durante 20 años, ha trabajado para que este proyecto fuese una realidad. La ceremonia se efectuó el 25 de junio por ser el día del nacimiento del arquitecto.


Todo empezó en 1922, cuando el fraile franciscano Angélico Aranda le pidió a Gaudí una “Porciúncula para Rancagua”, es decir, un lugar para vivir la experiencia del perdón a quienes lo buscan, dedicada, como la original en Asís, a Santa María de los Ángeles.

El estilo de Francisco de Asís es, pues, el fundamento de este proyecto. El padre Aranda escribió una carta a Antonio Gaudí, que por aquel entonces estaba completamente dedicado a construir la Sagrada Familia, y le solicitó unos planos. Según palabras textuales, le solicitó una obra “como sólo usted sabe hacer”, prometiendo pagar a cambio con oraciones.

El profundamente religioso Gaudí, lógicamente, dio una respuesta afirmativa. Además la solicitud coincidía casi exactamente con un proyecto para el ábside de la Sagrada Familia, dedicado a la Asunción de María. “Sería una prueba de la confraternidad espiritual entre España y América”, escribió en su carta de respuesta Antonio Gaudí, sellando así un propósito de hermanamiento en la fe, en el Evangelio y en la arquitectura.

A pesar de que el proyecto quedó olvidado durante años, se recuperaron los documentos y se constituyó una corporación, que ha logrado que todo llegue a buen puerto.

La construcción también contempla un anexo, el Centro Cultural y Espiritual Gaudí de Triana, un Bosque del Silencio, las Plazas del Encuentro y del Agua, además de embellecer el entorno de la obra, en el parque Cataluña, ubicado en la Alameda Bernardo O´Higgins esquina Avenida La Compañía de la ciudad de Rancagua. Será un espacio de 14 hectáreas de parque urbano situado al oriente de la ciudad chilena.

Un proyecto que ha recibido el apoyo de la presidenta chilena, Michelle Bachelet: “El Centro Cultural y Espiritual Gaudí será uno de los grandes puntos de interés de la región, un espacio para reflexionar sobre el ser humano y la naturaleza diseñado por uno de los arquitectos más reconocidos del mundo”, declaró cuando se le presentó el proyecto. A su juicio, el proyecto concebido como un espacio para la integración social, espiritual y cultural, significará “un fuerte impulso económico y de desarrollo local para la ciudad y toda la región”.


Las obras durarán dos años y convertirán la remota – para los que no viven allí – Rancagua en el único rincón del planeta fuera de España en el que se alzará una obra de Gaudí. Con un toque local, puesto que la torre principal estará revestida de lapislázuli y coronada con una cruz de cobre.

Fuente:OMPRESS