• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

20 de julio de 2016

CHINA HACE “ESFUERZOS INCESANTES” PARA MEJORAR SUS RELACIONES CON EL VATICANO

La potencia asiática, que aún no ha establecido relaciones diplomáticas oficiales con la Santa Sede, es el hogar de aproximadamente 65 millones de cristianos de distintas denominaciones

A pesar de no haber establecido relaciones diplomáticas con el Vaticano, un portavoz del gobierno chino aseguró que el país se encuentra hoy en día está haciendo “incesantes esfuerzos” para abrir líneas de comunicación con el Papa, con miras a mejorar las relaciones entre ambos estados.

“China es sincera en su deseo por la mejoría de las relaciones con el Vaticano, y hemos estado haciendo esfuerzos incesantes para tal fin”, declaró el el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, en una conferencia de prensa, según lo publicado por Business Standard.

“Nos gustaría abrir las líneas de comunicación entre ambas partes, y trabajar en conjunto con el Vaticano a seguir adelante con la mejoría de esta relación”, dijo en respuesta a una pregunta referida a la presión ejercida por el Papa Francisco para mejorar las relaciones con China.

Las relaciones entre ambos estados han permanecido congeladas durante décadas,  dado el hecho de que la China comunista era reticente a permitir cualquier tipo de autoridad papal sobre las iglesias y la comunidad cristiana en China.

“También esperamos que el Vaticano tome una actitud flexible y práctica para crear condiciones favorables para mejorar la relación”, dijo Lu. 

Algunas estimaciones no oficiales dicen que en China hacen vida aproximadamente 65 millones de cristianos, entre católicos, protestantes y otros movimientos cristianos, pero Beijing insiste en que la designación de la jerarquía eclesiástica en la nación asiática debe recaer sobre el gobierno y no en el Vaticano.

Fuente: Aleteia