• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

7 de marzo de 2014

LA IGLESIA EN ESTADO DE MISIÓN

Papa Francisco a los Obispos españoles “Poner a vuestras Iglesias en un verdadero estado de misión permanente”


El Papa acaba de dirigirse a los Obispos españoles en visita ad limina en un esperado discurso y les ha encomendado la misión como una responsabilidad permanente. Francisco ha acogido la disposición de los Obispos españoles, que el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, el Cardenal Rouco Varela, le ha transmitido en su alocución y les ha encomendado de manera especial la dimensión misionera de la Iglesia para que sea un compromiso y un empeño constante e ineludible de la Iglesia en España.


En el discurso Francisco les dice: “poner a vuestras Iglesias en un verdadero estado de misión permanente”. El Papa apela a la tradición de la Iglesia en España, donde la semilla de la Palabra de Dios “ha dado frutos de concordia, cultura y santidad” a lo largo de toda la historia, y pide a la vez una respuesta a “la dura experiencia de la indiferencia de muchos bautizados y tenéis que hacer frente a una cultura mundana, que arrincona a Dios en la vida privada y lo excluye del ámbito público”. Al final de su discurso además les recomienda ponerse “al frente de la renovación espiritual y misionera de vuestras Iglesias particulares, como hermanos y pastores de vuestros fieles, y también de los que no lo son, o lo han olvidado”.

El Papa resalta que la tarea del Obispo es descubrir la obra del Espíritu Santo en los corazones y “hacer germinar estas semillas con el anuncio valiente y veraz del evangelio, de cuidar con esmero su crecimiento con el ejemplo, la educación y la cercanía, de armonizarlas en el conjunto de la «viña del Señor», de la que nadie puede quedar excluido”. Para ello hay que “abrir nuevos caminos al Evangelio”. Francisco les ha invitado a seguir las huellas de Cristo: el servicio, la humildad, la paciencia… porque “Él nos enseña a escuchar a todos de corazón a corazón”, así como a buscar la colaboración de todos en la diócesis. Porque el Papa constata que en el momento actual “las mediaciones de la fe son cada vez más escasas y no faltan dificultades para su transmisión”; por este motivo es esencial para los Obispos “poner a vuestras Iglesias en un verdadero estado de misión permanente, para llamar a quienes se han alejado y fortalecer la fe”.

A los Obispos españoles les recuerda el Papa la razón para este impulso misionero continuo y sin descanso: “la fe no es una mera herencia cultural, sino un regalo, un don que nace del encuentro personal con Jesús y de la aceptación libre y gozosa de la nueva vida que nos ofrece”. Por este motivo el transmitir y fortalecer la fe “requiere anuncio incesante y animación constante, para que el creyente sea coherente con la condición de hijo de Dios que ha recibido en el bautismo”. A continuación el Papa les ofrece algunas indicaciones pastorales acerca del matrimonio y la familia, las vocaciones o la actividad caritativa de la Iglesia.

Esta responsabilidad por la misión ad gentes ya había sido señalada por el Cardenal Rouco Varela en el discurso que dirigió al Papa en nombre de los Obispos, como Presidente de la Conferencia Episcopal Española. El Cardenal Rouco le había hecho presente las preocupaciones pastorales de los Obispos, sin olvidar, añadió, “nuestra preocupación por las Iglesias que el Señor nos ha confiado es vivida en el horizonte de la misión ad gentes, conscientes de la responsabilidad que tenemos con todas las Iglesias y de la proyección misionera que caracteriza a la Iglesia en España”. Así mismo expresó el compromiso de “llevar al corazón de nuestro empeño pastoral en la Conferencia Episcopal Española y en cada una de nuestras Iglesias particulares” las “orientaciones programáticas de la exhortación Evangelii Gaudium”.