• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

16 de julio de 2014

IRAK: LIBERADAS LAS HERMANAS Y LOS TRES JÓVENES SECUESTRADOS


“Durante esos días oraron mucho. Los laudes, vísperas y muchos Santos Rosarios por su propia liberación y por la paz en Iraq"

En la tarde del lunes 14 de julio fueron liberadas las dos hermanas y los tres jóvenes caldeos - dos chicas y un chico - que habían sido secuestrados el 28 de junio en Mosul, por unos hombres armados del Estado Islámico de Iraq y del Levante.

Los cinco - confirman fuentes del patriarcado caldeo de Bagdad - una vez liberados, han abandonado Mosul, dirigiéndose a la ciudad de Dohuk, en el Kurdistán iraquí, a bordo de un taxi.

 “Sor Atur, sor Miskinta y los tres muchachos están bien”, informa a la agencia Fides el patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I Sako, “y su regreso a la libertad es un signo de esperanza para todos, que consuela el almas en estos momentos difíciles”. 

El primado de la Iglesia caldea revela a Fides detalles significativos de los días que los secuestrados pasaron en manos de quienes los retenían: “Las hermanas y los chicos”, dice el Patriarca Louis Raphael I Sako, “estaban encerrados en una casa, les daban comida y no les maltrataron”.
“Durante esos días oraron mucho. Los laudes, vísperas y muchos Santos Rosarios por su propia liberación y por la paz en Iraq. También hemos sabido que en las conversaciones con aquellos que los habían detenido, las hermanas respondieron con serenidad y valentía a todas las cuestiones planteadas, dando razón de su esperanza”, añade.
El patriarca confirma que para la puesta en libertad de las religiosas y los chicos no se ha pagado ningún rescate.
Los responsables de su detención se han quedado el coche en el que los cinco habían llegado a Mosul, y saquearon la casa para los huérfanos en esa ciudad a cargo de las religiosas, después de hacer que les abriesen la puerta. 

Ante la ofensiva de los insurgentes sunitas dirigidos por militantes islamitas de ISIL, que comenzó el 9 de junio, las religiosas y todos los huéspedes de la casa-familia habían dejado Mosul para refugiarse en la ciudad de Dohuk.
Desde allí la hermana Atur había hecho varias veces incursiones rápidas a Mosul para visitar las familias de los amigos y conocidos, y comprobar el estado de la casa y las iglesias de los alrededores.
Los islamitas, precisamente en la ciudad que surge en la zona de la antigua Nínive han puesto el centro del autoproclamado califato islámico y en los últimos días han eliminado la cruz que estaba en el tejado de la iglesia de San Efrén, sede del arzobispo siro ortodoxo de Mosul.

Fuente: Agencia Fides