• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

20 de octubre de 2014

HERMANA PACIENCIA: «NO GUARDO RENCOR A NADIE POR NO HABER PODIDO VENIR ANTES A ESPAÑA CUANDO TENÍA EL VIRUS»

La misionera, que superó la enfermedad en Liberia, donó su plasma para poder tratar a García Viejo y después a Teresa Romero

La hermana Paciencia Melgar, la misionera de la orden religiosa Misionera de la Inmaculada Concepción que viajó a España tras superar el virus del ébola en Liberia para poder donar su plasma, ha dejado claro este lunes en una rueda de prensa: «No guardo rencor a nadie por no haber podido venir antes a España cuando tenía el virus pues no soy española. Y sí me alegro de estar aquí hoy haciendo el bien y poder ayudar. Dios escribe recto sobre renglones torcidos». 


La religiosa viajó a nuestro país para donar sangre al religioso Manuel García Viejo, que murió antes de recibir el tratamiento. Sin embargo, su plasma sí ha servido para tratar a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería con ébola.

Paciencia Melgar es de Guinea Conakry, pero lleva 11 años de misión en Monrovia (Liberia) trabajando junto a los misioneros españoles de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios en el hospital católico San José, donde este verano, en pleno brote, se contagió del virus.

La religiosa ha asegurado que en ningún momento pensó que se iba a morir, «ni siquiera el día que vi a la hermana Chantal muerta tumbada en la cama y la ambulancia que venía a llevarme». Me aprecia increíble lo que veían mis ojos. «En ningún momento me faltó paz y serenidad. Es triste y duro vivir una experiencia igual», ha relatado Paciencia, quien ha suplicado a todos los países que se involucren en la lucha contra la epidemia de ébola, «un enemigo peligroso que no ataca sólo a los países africanos».

Entre los agradecimientos de la misionera, ha destacado el referido al Gobierno español, que con el apoyo de los hermanos de San Juan de Dios, a través de la ONG Juan Ciudad, «agilizó» su viaje, al que se ofreció voluntaria, para ayudar a García Viejo, que falleció pocas horas después de su legada. «Me desanimé mucho por esta noticia», ha asegurado. Asimismo, ha mostrado su agradecimiento al personal del Hospital Carlos III-La Paz. «Se han portado conmigo de manera excepcional tanto los médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería y técnicos. Son buenos profesionales, generosos, amables y simpáticos. Estoy orgullosa de la sanidad que hay en España», ha concluido.

También ha aprovechado para agradecer a Teresa Romero «su generosidad y entrega cuando voluntariamente se ofreció para cuidar a los misioneros». «Por los motivos que hayan sido ella se contagió, pero gracias a Dios y al personal sanitario hoy podemos decir gracias por su recuperación», ha señalado. Paciencia se ha mostrado «muy contenta» de la buena evolución que experimenta Teresa. «Yo no se sí se curó por mi plasma pero estoy feliz de que esté bien», ha asegurado.

Fuente: ABC