• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

26 de mayo de 2015

“NYAATHA”, BEATIFICADA LA RELIGIOSA ITALIANA IRENE STEFANI, MISIONERA EN KENIA

Cientos de fieles se reunían el sábado en Nyeri, a 150 kilómetros al norte de Nairobi, la capital de Kenia, para la ceremonia de beatificación de la religiosa italiana Irene Stefani, fallecida en el país africano en 1930. 

Con 19 años de edad abandonó su pueblo de Anfo, en la provincia italiana de Brescia, donde ya era conocida como “el ángel de los pobres”, para unirse a las Misioneras de la Consolata en Turín, acogida por el mismo fundador José Allamano.

Llegada a Kenia, en 1915, la joven Irene se consagra como enfermera a cuidar de las víctimas de la Primera Guerra Mundial, en los grandes hospitales levantados en Kenia y Tanzania. Pasa días y noches en las grandes tiendas de campaña donde se amontonan hasta dos mil enfermos y heridos. Son indígenas movilizados para defender las fronteras coloniales. Es especialmente querida en Nyeri, donde la llaman Nyaatha (madre pidadosa) en la lengua local kikuyu. Nyeri es donde morirá de peste en 1930.

Se desplegaron más de mil policías en Nyeri para guiar a los fieles hasta el campus universitario, en la parte alta de la población, donde la ceremonia se llevó a cabo. El presidente de Kenia, Uhura Kenyatta, elogió la “dedicación desinteresada a la población” de la religiosa: “su compasión era ilimitada, ignorando razas y clases”.

El domingo, con las reliquias de la religiosa en la catedral de Nyeri – llevadas en procesión durante siete kilómetros desde la misión de Mathari –, tuvo lugar una multitudinaria misa de acción de gracias por la beatificación.

La mayor parte de los periódicos del fin de semana mostraron el retrato de Irene Stefani con titulares como “Hacia la santidad”, adelantando la posible canonización de la ya beata. Y es que esta ceremonia de beatificación es la primera que tiene lugar en territorio de Kenia. Dada la calidad moral y religiosa de muchos misioneros y de los fieles y del clero autóctono, seguro que no será la última.

Fuente: OMPRESS-KENIA