• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

31 de julio de 2015

LOS OBISPOS DE KENIA EN CONTRA DE UNA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN NO PROBADA CIENTÍFICAMENTE

La alarma surgió después de un accidente que parece haber provocado parálisis en 30 niños que recibieron una inyección contra la malaria. Los obispos católicos de Kenia han invitado a los ciudadanos a ‘boicotear’ una campaña de vacunación en masa contra la polio, a menos que la seguridad de la vacuna no sea confirmada por test científicos. El comienzo de las vacunaciones en el país, promovido por la Oms y Unicef, está prevista para el 1 de agosto de 2015. 

A la vista del lanzamiento de la campaña, los obispos han cuestionado la seguridad de la vacuna, diciendo que el productor no ha aportado la información demandada y el gobierno ha ignorado la petición de pruebas de la validez de la misma.

La alarma de los obispos ha surgido después de un incidente reciente que parece haber causado la parálisis de 30 niños que recibieron una inyección de un fármaco contra la malaria en una clínica al oeste de Kenia. Según los obispos, el fármaco que creían que era quinina para los casos avanzados, contenía el analgésico paracetamol.

La respuesta inmediata del Ministerio de Salud de Kenya ha instado a todos los partidarios, especialmente los líderes de la Iglesia Católica, a seguir apoyando la campaña. Su Excelencia Mons. Fhilip Anyolo, obispo de la Diócesis de Homa Bay y presidente de la Conferencia Episcopal de Kenia, ha dicho en una reciente conferencia de prensa en Nairobi: «no estamos en conflicto con el Ministerio de Salud, pero tenemos el deber moral y apostólica de garantizar a los keniatas vacunas seguras».

A principios de este año los obispos ya había tenido un enfrentamiento con el gobierno local a raíz de una campaña de vacunación neonatal masiva contra el tétanos quejándose de que se trataba de una forma velada de control de la población. Ambas instituciones llegaron al acuerdo de controlar todas las vacunas antes, durante y después de la campaña.

«No queremos hacer la guerra a nadie», ha dicho el Cardenal John Njue, obispo de Nairobi, «sólo queremos evitar que nuestra población sufra por causas externas».

Fuente: Vatican Insider