• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

4 de septiembre de 2015

BODAS DE ORO SACERDOTALES DEL OBISPO MISIONERO ESPAÑOL ÁNGEL FLORO

El misionero Mons. Ángel Floro Martínez, obispo de Gokwe, Zimbabwe, celebró hace unos días en su tierra natal de Albacete, sus bodas de oro como sacerdote. Fue una celebración de Acción de Gracias por sus cincuenta años de Ordenación Sacerdotal y Vida Misionera, que tuvo lugar el pasado 30 de agosto, junto a familiares, amigos, compañeros y hermanos sacerdotes.

Don Ángel les hizo participes a todos de su alegría y satisfacción por este regalo que ha sido su vida, que como él mismo resaltó, colmada en abundancia.

“Fue un día hermoso para la Iglesia de Albacete, donde nos sentimos unidos en la Misión junto a nuestro obispo Don Ciriaco Benavente Mateos y Don José Valtueña Gregorio, párroco de Ayna, además de veintiséis sacerdotes, tanto de nuestra diócesis, como de la diócesis Gokwe, que quisieron acompañarle en este día”, manifiestan desde Albacete. El Templo lucía en sus paredes, a través de imágenes toda una vida de entrega generosa a los demás.

En la homilía, Mons. Ángel Floro señaló que las palabras del Papa Francisco que dijo con motivo del DOMUND 2014: “La Misión es una pasión por Cristo, por el Evangelio y por el pueblo, son las que mejor describen mis 50 años de sacerdote y misionero en África y las que han dado sentido a mi vida llenándola de gozo y alegría”.

Recordó también el lema elegido en su ordenación sacerdotal, “que es el lema del Buen Pastor: Yo he venido para que tengáis vida y vida en abundancia (Jn 10, 10). La proclamación del Evangelio para el misionero es la oferta de la vida en su totalidad, en su integridad: la misión siempre empezó por la construcción del hospital y de la escuela, y en último término con la casa del cura y la Iglesia. Así, en esta pequeña diócesis de Gokwe, tenemos tres hospitales y 18 colegios de primaria, secundaria y bachiller, algunos con 1000 alumnos”.

Hizo alusión a lo que le decía el Papa Francisco en una carta de felicitación que le dirigió: “cinco décadas de hermosas memorias, querido hermano, no pueden pasar en silencio o desapercibidas, deben ser celebradas. Es lo que hicimos con mi querido pueblo de la diócesis de Gokwe y lo que estamos haciendo hoy con esta hermosa celebración eucarística”.


Y finalizó su homilía precisamente con estas palabras del Papa Francisco al final de su carta: “por estas cosas maravillosas, querido hermano, profundamente te felicito por la celebración de tus 50 años de sacerdocio y tomamos esta oportunidad para darte las gracias por todo lo que has hecho, para vosotros y nosotros pedimos a Dios todo bien, a la vez que imparto de corazón la Bendición Apostólica a ti, a los sacerdotes y a todos tus seres queridos. Como veis todos estáis incluidos. Que el Señor nos bendiga a todos”.

Fuente: OMPRESS