• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

16 de enero de 2016

HABLA EL CURA DE LOS MUSULMANES: “EN EL ISLAM, NO EXISTE EL ABORTO”

Mark Desser estuvo en Madrid para presentar la Jornada de la Infancia Misionera que organiza Obras Misionales Pontificia


El vicario de la diócesis de Yibuti, el americano Mark Desser, dirige un colegio donde no hay cristianos. Señala que la vida es percibida como un regalo en su país y rechazan la ideología de género.
Nació en Estados Unidos, sintió una llamada para servir a los musulmanes y fue ordenado en 2011 en la catedral de Yibuti. Por eso, se define como el cura de los musulmanes, ya que convive codo a codo con ellos y reside en un país de mayoría islámica.

Mark Desser es uno de los cinco sacerdotes (incluido el obispo) que trabajan en Yibuti, un pequeño país en el cuerno de África, de mayoría musulmana. Reside al norte del país en la misión católica de Tadjorurah. Comprende que, debido a las atrocidades cometidas por el Estado Islámico, el mundo occidental tenga cierto recelo hacia las personas que profesan el Islam: “Se tiene miedo a lo desconocido. Los musulmanes con los que convivo tienen muchas virtudes: saben perdonar y valoran la vida. En mi país no existe el aborto, un niño es un regalo y un don”, señala a Religión Confidencial.


Respecto al Estado Islámico afirma que “hacen falta leyes que fomenten la convivencia y que sean verdaderamente justas”. A pesar de que los cristianos son minoritarios en Yibuti, (sólo representan el 1-2% de la población), subraya el papel educativo de la Iglesia, que acoge a ricos y pobres, a musulmanes y cristianos, e incide en la importancia de la educación para la pacificación de la zona. En su país, la Iglesia goza de libertad de acción, lo que contrasta con su vecina Somalia.
Este joven sacerdote de 43 años dirige una escuela de formación profesional, de la que también es sacerdote, profesor y hombre de mantenimiento. En este centro no hay cristianos, solo alumnos, padres y profesores que profesan el Islam. También trabaja codo a codo con musulmanes en otra escuela de alfabetización, donde los niños más pobres aprenden a leer para luego reintegrarse al sistema educativo nacional.
Tiene claro que su intención es contribuir a la paz y al diálogo, “sin manipular las conciencias y dejando actuar al Espíritu Santo”, señala. Recuerda asimismo, que cristianos y musulmanes están llamados al entendimiento. “Somos hijos de un mismo Padre, herederos de la creación y estamos llamados a ser guardianes de nuestros hermanos. Los cristianos tenemos que demostrarles a su vez el amor de Dios, es lo más radical que tenemos”, señala.

Rechazo a la ideología de género


En su país, las corrientes actuales que imperan en Occidente, como la ideología de género, son rechazadas en África. Argumenta que “esta ideología cambia el sentido de la naturaleza de la persona, de la familia y del matrimonio. El niño tiene derecho a conocer íntegramente a su madre y a su padre, no al 50% de uno de los dos. Se escandalizan porque en África está permitida la poligamia pero pienso que en muchos casos, el divorcio es una forma de poligamia”, afirma.
Lo dice una persona que es el penúltimo de 17 hermanos, con una madre que le llevaba a misa y a confesar quisieran o no. Después de estudiar ingeniería electrónica y trabajar para la General Motors en Estados Unidos y Alemania, abandonó su profesión e ingresó en la comunidad religiosa Los Siervos de los Pobres. Posteriormente, se marchó a Francia a trabajar en la Fundación Misioneros de la Misericordia, creada por el obispo de Toulon, Dominique Rey, una entidad para promocionar el diálogo entre musulmanes y cristianos. Hasta que el actual obispo de Yibuti, monseñor Giorgio Bertin, pidió sacerdotes para su diócesis.

Rezo por la unidad de España”

Por último, señala que lleva a España en su corazón. “Los españoles forman un pueblo único y me da pena que se rompa la unidad de España. La diversidad de lenguas yculturas enriquece al conjunto de todos los españoles, pero la idiosincrasia e hispanidad de los españoles no se puede perder”. Mark Desser estudió en los seminarios que la comunidad religiosa Los Siervos de los pobres tiene en Toledo y Tarazona. 
Fuente:  Religion Confidencial/OMP