• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

11 de diciembre de 2017

¿POR QUÉ EL BRAZO DE SAN FRANCISCO JAVIER VOLARÁ SOBRE CANADÁ?

El brazo del santo es una reliquia importante, pues se estima que con ese brazo San Francisco Javier bautizó a cientos de miles de personas durante sus días como misionero en Asia

Mientras estaba vivo, San Francisco Javier nunca llegó a volar en un avión, pues no inventarían este vehículo sino hasta más de 400 años después de su muerte. Pero ahora, su brazo viajará a lo largo de Canadá en su propio asiento de avión.

La reliquia del misionero jesuita, originalmente guardada en la Iglesia de Gesù, en Roma (Italia), hará un viaje por Canadá entre enero y febrero de 2018, como parte de una iniciativa del grupo universitario Catholic Christian Outreach. 
Angèle Regnier, cofundadora de Catholic Christian Outreach, dijo a la radio CBC que viajar con el brazo del santo será “como hacer un viaje con un amigo”.

“Sé que son huesos, pero conectado a eso está una amistad viva con San Francisco Javier”, dijo.

En la Iglesia Católica, las reliquias son objetos físicos que tienen un asociación directa con los santos o con Jesús. El brazo de San Francisco Javier es considerado una reliquia de primera clase, que es como se considera al cuerpo o fragmentos del cuerpo de un santo.

La práctica de venerar reliquias ha sido una tradición de la Iglesia, basada en la Escritura, durante siglos.

Regnier estará acompañando al brazo del santo en su viaje desde Roma a Canadá, donde la reliquia hará un tour de un mes a lo largo de gran parte del país.

Lo frágil de la reliquia, que está protegida en un relicario de oro y cristal, requería que viaje en su propio asiento del vuelo de Air Canada.

“No la podemos poner debajo. No podemos siquiera ponerla en los compartimientos superiores. Tiene que tener su propio asiento”, dijo Regnier a la radio CBC.

“Tratas de explicar esto a Air Canada. Necesitamos reservar un asiento. Él es una persona, en alguna forma, pero no es una persona, es un brazo”.

El brazo del santo es una reliquia importante, pues se estima que con ese brazo San Francisco Javier bautizó a cientos de miles de personas durante sus días como misionero en Asia.

La reliquia es también considerada parcialmente incorrupta. Esto significa que no se ha descompuesto de la forma ordinaria.

Regnier explicó que el grupo quiso llevar la reliquia del santo a Canadá porque es uno de sus santos patronos.

Cuando era un estudiante universitario, Francisco Javier era conocido por ser atlético y el “chico cool”, dijo Regnier. Pero también en esos días se produjo su conversión y su compañero de habitación, San Ignacio de Loyola, se convirtió en su mentor espiritual.

San Francisco Javier se convertiría en uno de los miembros fundacionales de la orden jesuita, junto con San Ignacio de Loyola y el San Pedro Fabro.

“Así que para nosotros, como movimiento estudiantil universitario, queremos que los estudiantes universitarios revivan su fe, así que encontramos mucho en común con la historia de San Francisco Javier”, dijo Regnier.

El brazo de San Francisco Javier,
expuesto a veneración en Roma
El brazo del santo viajará a lo largo de Canadá del 3 de enero al 2 de febrero de 2018. Durante ese tiempo, los fieles podrán venerar la reliquia.

El 3 de enero, la reliquia visitará Quebec. Dos días después, estará en St. John’s. El 7 de enero, visitará Halifax.

El 8 de enero, el brazo de San Francisco Javier llegará a Antigonish y el 10 a Kingston. Del 12 al 14 de enero, visitará Toronto, y el 16, Winnipeg.

El 18 de enero, la reliquia del santo jesuita llegará a Saskatoon. El 20 de enero, visitará Regina y el 21 y 22 estará en Calgary.

Los días 24 y 25 de enero, estará en Vancouver y el 27 en Victoria. El 29 y 30 de enero llegará a Montreal.

Finalmente, el 2 de febrero, el brazo de San Francisco Javier visitará Ottawa.

Publicado originalmente en CNA.
Por Mary Rezac

Fuente: ACI