• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

23 de junio de 2016

D. LUIS GUTIÉRREZ DEJÓ SU LEGADO EN PUERTO BARRIOS EL COROZO (GUATEMALA) EL HOGAR DE NIÑOS LA ASUNCIÓN

Era su sueño y siempre como una hormiga aún con sus más de ochenta años andaba buscando ayuda, apoyo para sus bebés aquí en Guatemala

En junio del 2011 tuve el privilegio y bendición de conocer un hombre de Dios, un hombre que marcó mi vida para siempre no digamos marco en un lugarcito pintoresco y marginado en Puerto Barrios El Corozo porque ahí, ahí precisamente dejó su legado por siempre para esta tierra de Dios El Hogar de Niños La Asunción.
Monseñor Luis Gutiérrez un Hombre de origen Español pero con su corazón en Guatemala fue el gran benefactor y en su país buscará donadores, dadores alegres para que se construyera este milagro de Amor y que con la gracia de Dios diera la Dirección y manejo a las Hermanas de La asunción bajo nuestra Superiora Sor Aracely Escobar González Celi Escobar donde ahora hay 37 Ángeles bajo el cuidado de ellas pero desde su fundación hace ya casi 8 años han pasado tantos niños que han llegado bajo diferentes circunstancia como también bajo orden de Juez competente.
Hoy 21 de junio en el mismo mes que lo conocí Sor Aracely me llamo exactamente 7:57 de la Noche para darme la noticia que Monseñor había sido llamado a la presencia de Dios y que ya descansaba en Paz. Jamás podré olvidar cuando le conocí y nos dimos una platicada de horas, le pregunté
Monseñor que fue en su corazón la disposición de venir a esta tierra a construir este Hogar para nuestros niños y el de una manera muy especial y con mucha sencillez y humildad me dijo
Profesor, San Juan de La Cruz dijo un día: "En el Atardecer de mi vida, me examinaran del amor" Y más que seguro que lo ganó con la mejor nota que no ha sido inventada por el Hombre.
Era su sueño y siempre como una hormiga aún con sus más de ochenta años andaba buscando ayuda, apoyo para sus bebés aquí en Guatemala, nunca los desamparo porque a nuestros niños jamás, pero jamás les ha faltado nada, los milagros se han multiplicado y por todos lados nos aparecen Dadores Alegres.
Y Dios, lo sabemos muy bien jamás nos desamparará y la Providencia siempre estará con nosotros.
Sé que las hermanas tanto en España como aquí están dolidas y sus ojos no han parado de llorarlo porque como seres humanos cuando nos toca enfrentar la muerte es difícil entenderlo y mucho menos comprender; por eso le dije a Sor Aracely tiene que ser fuerte y la vida continúan, los niños la necesitan y Monseñor desde el cielo que ahora Julio Gustavo nuestro niño que también se nos adelantó lo recibió con luces de bengala y estrella de colores y ellos siempre estarán dándonos fuerza y energía porque este caminar tuvo un principio pero no tendrá final.
Nosotros también día partiremos pero otras generaciones con grandes corazones seguirán esta obra bendita por Dios.
Hasta España para Sor Zoila & Sor Ana sonrían que seguro el está con esa sonrisa muy especial y todos tenemos el compromiso de seguir ahora con más ganas dándole con toda la voluntad para que el Hogar de Niños La Asunción siga como los muros de Jericó.
Hoy le dije a Sor que jamás jamás voy abandonarlos que mientras Dios me siga dando vida ahí estaré dándole a nuestra Cadenas de Favores que por siempre han sido una bendición.
A la familia en España su hermano Angelito que siempre estuvieron con él y su cuñada Asunción Dios les de la fortaleza y que puedo decir ante esta pérdida corporal, porque su espíritu trascendió y se fue directo al cielo y con la nota máxima y el galardón de los grandes Hombres por haber ganado el Examen del Amor.
Monseñor Luis Gutiérrez en nombre de Puerto Barrios jamás podremos pagar esa deuda de tanto amor que dio a los Niños desprotegidos pero que usted aún en la distancia siempre estuvo con ellos.
Descanse en Paz.
Gustavo Adolfo Ajuria
21 de junio del 2016
Fuente: Obispado de Segovia