• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

28 de noviembre de 2016

TIEMPO DE ADVIENTO: "ESTAD ATENTOS"

"Es el tiempo de la misericordia, para que los pobres sientan la mirada de respeto y atención de aquellos que, venciendo la indiferencia, han descubierto lo que es fundamental en la vida". (Carta apostólica Misericordia et misera, 21)

El Adviento ha comenzado este domingo marcando el paso fuertemente: "Estad atentos". La lectura del evangelio de la liturgia de este domingo lo ejemplifica muy claramente, haciendo alusión a los tiempos de Noé. Todo el mundo hacía una vida normal y la catástrofe les pilló desprevenidos. 

Y así nos puede pasar también a nosotros, que estemos tan absorbidos por las preocupaciones de cada día que no nos demos cuenta de la realidad del tiempo en el que vivimos. 


Son muchos los signos que reclaman nuestra atención y a los que a lo mejor no le damos la suficiente importancia. Vivir la vida cristiana de manera madura supone cultivar la actitud de la atención hacia los demás y hacia las realidades sociales de nuestro entorno.

El Año de la Misericordia ha terminado y el papa Francisco ha dejado en la reciente carta apostólica Misericordia et misera a la Iglesia el encargo de seguir con la misión de misericordia. Hay muchas realidades humanas a las que es necesario dar una respuesta desde la misericordia de Dios. Ésta es la misión de la Iglesia en su esencia, como dice el papa Francisco en la Misericordia et misera: "La vida de Jesús y su predicación marcan de manera decisiva la historia de la comunidad cristiana, que entiende la propia misión como respuesta al mandato de Cristo de ser instrumento permanente de su misericordia y de su perdón (cf. Jn 20,23)" (n. 7).

El inicio del Adviento es la llamada a que prestemos mayor atención a las personas, los ambientes, los grupos humanos, las realidades concretas... necesitadas de la experiencia de la misericordia. Los cristianos y la Iglesia deben prestar mucha atención y estar muy presentes y activos. Cada uno de nosotros debemos buscar la manera de estar atentos a los demás, en sus necesidades concretas de ayuda. A ello nos anima el papa Francisco:  "Por este motivo, la Iglesia debe estar siempre atenta y dispuesta a descubrir nuevas obras de misericordia y realizarlas con generosidad y entusiasmo" (Misericordia et misera, 19).

Juan Martínez 
Obras Misionales Pontificias España