• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

19 de mayo de 2017

LOS CHULAPOS QUE HAY EN KENIA

La labor de la congregación del patrón de Madrid tanto en el campo de la caridad como en la formación o el culto, es "invitar a vivir el Evangelio como lo vivieron san Isidro y santa María de la Cabeza"

Este lunes 15 de mayo, los habitantes de Manyatta, una aldea en el interior de Kenia, han celebrado la fiesta de san Isidro como si fueran del mismo centro de Madrid. Lo hacen desde el año 2009, cuando la madrileña Congregación de San Isidro empezó a ayudarlos con un incipiente proyecto de desarrollo.

Todo comenzó cuando el presidente de la congregación, Luis Manuel Velasco, y su esposa, que estaban estudiando en San Dámaso, se encontraron a una de sus compañeras, la religiosa keniata Magdalena Katungue, llorando por los pasillos. «Al preguntarle qué le pasaba nos dijo que había recibido noticias de su pueblo diciéndole que se estaban muriendo de hambre. Nosotros lo vimos como una llamada providencial que nos estaba haciendo san Isidro y nos decidimos a ayudar», cuenta. 

Un pozo para 200 familias

Manyatta, la aldea de la hermana Magdalena, está en una zona muy árida y afectada por la sequía, y lo que más precisaba era un pozo de agua. Hasta entonces, las mujeres y las niñas del pueblo tenían que caminar seis kilómetros de ida y otros seis de vuelta para recoger agua de una fuente.

Lo primero que hicieron con la ayuda que recibieron de la congregación fue abrir los caminos que rodean el pueblo y montar unos invernaderos, hasta que finalmente pudieron perforar un pozo, a 160 metros de profundidad, para mejorar los cultivos y aprovechar de la mejor manera una tierra «que es muy buena y da hasta dos y tres cosechas al año». 200 familias se benefician ya de este proyecto.

Peregrinos de todo el mundo

Pero al patrón de Madrid no lo han a celebrado solo en Kenia. «La devoción a san Isidro no solo está presente en España, sino en todo el mundo. A menudo vienen peregrinaciones de otros lugares para venerar el cuerpo del santo en la colegiata de San Isidro: Alemania, Vietnam, Corea, Filipinas, Canadá y multitud de países de América del Sur», cuenta Luis Manuel.

Esta devoción a nivel mundial se reforzó cuando Juan XXIII le declaró en 1960 patrón universal de los agricultores. «Vayas por la ciudad que vayas de todo el mundo que tenga una mínima actividad agrícola, te encuentras una imagen de san Isidro arando con sus bueyes», afirma.

Por eso este 15 de mayo ha habido por toda la tierra en su honor Misas, procesiones, bendición de campos… «Aunque no sea el patrón del pueblo sí será un día festivo para muchos», afirma Velasco, que acaba de volver del XII Encuentro Nacional de Congregaciones y Hermandades de San Isidro, porque hay decenas de ellas dedicadas al santo madrileño también en toda España.

La labor de la congregación del patrón de Madrid tanto en el campo de la caridad como en la formación o el culto, es «invitar a vivir el Evangelio como lo vivieron san Isidro y santa María de la Cabeza –señala Luis Manuel–. No podemos olvidar que ellos fueron un matrimonio de laicos, con su trabajo, con su familia, con su amor a los necesitados, con su vida de oración. No tenemos que hacer más que intentar parecernos a ellos, y eso es posible».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

Fuente: Alfa y Omega