• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

5 de agosto de 2017

VIVENCIA EN LA SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA DE UNA ESPOSA Y MADRE MISIONERA SEGOVIANA

La Semana de Misionología de Burgos no sólo ha mirado las familias ad gentes, también ha escuchado a otras familias que viven “en salida”, aquí

Era la primea vez que iba a la Semana de Misiones de Burgos. Por fin.

Desde joven recuerdo oír hablar de este evento como un encuentro privilegiado entorno al mundo de “las misiones”. Yo era una chica santiustera que además de escuchar Celtas Cortos y Mike Oldfield, tenía inquietud misionera y observaba Burgos como un lugar donde poder ver y escuchar a misioneras y misioneros de verdad, de carne y hueso. ¡Uf, cómo podría yo ser misionera!. 

Pues cuando algo nos “arde en el corazón” hay que darle “cancha”. Y este año, por fin, y siendo laica misionera ad gentes, he podido participar en la 70 Semana Española de Misionología de Burgos, con el tema de “Familia y Misión”.

Y he ido como lo que soy…como mujer cristiana, en medio del mundo. Como mujer, esposa y mamá y trabajadora y vecina….y misionera laica ad gentes.

Este año, la Facultad de Teología de Burgos, sede de este semana, se ha enriquecido con familias que vivimos la misión ad gentes. Las OMP dice que, en España, somos unas 250 familias las que vivimos la misión ad gentes.  Tere y Rubén han estado en México y Begoña e Isra en Mozambique y Marcos e Irene en Taiwan y nosotros, Gonzalo y yo en Perú.  Y hemos conversado sobre esta vocación, sobre esta llamada a la locura, y sobre las luces y las sombras de estas experiencias.

Burgos no sólo ha mirado las familias ad gentes, también ha escuchado a otras familias que viven “en salida”, aquí.  Julián y María, de los Grupos SEPAS del Centro Arrupe (Valencia) desde donde se acompañan familias separadas.  Miguel y Doris, matrimonio joven comprometido en Madrid con otras familias emigrantes. Sonia  y Rafa que viven fe y vida con otras familias  y han constituido la entidad Promoción Solidaria Burgos. Carlos y Marta que prestan atención a los matrimonios en crisis, a través de un Centro de Orientación Familiar.

Familias y misión, con el encuadre de la Amoris Laetitia. Un documento, se llama exhortación apostólica, que nos ofrece el Papa Francisco tras los sínodos de la familia.

Pues uniendo familia, misión desde la Alegría del Amor, os dejo con este texto que me ha gustado por cómo nos ve y nos sueña el Papa.

“Con el testimonio, y también con la palabra, las familias hablan de Jesús a los demás, transmiten la fe, despiertan el deseo de Dios, y muestran la belleza del Evangelio y del estilo de vida que nos propone. Así, los matrimonios cristianos pintan el gris del espacio público llenándolo del color de la fraternidad, de la sensibilidad social, de la defensa de los frágiles, de la fe luminosa, de la esperanza activa. Su fecundidad se amplía y se traduce en miles de maneras de hacer presente el amor de Dios en la sociedad.” Amoris Laetitia, 184.

Isabel Herrero