• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

28 de enero de 2015

BOKO HARAM: EN ALGUNAS REGIONES DE NIGERIA YA NO HAY CRISTIANOS

El obispo de Maiduguri pide una intervención occidental de urgencia en el país africano


Describiendo la manera como Boko Haram recluta ahora de manera estratégica en Níger, Chad, Camerún y Libia, el obispo de Maiduguri, monseñor Oliver Dashe Doeme, afirma que sólo una intervención militar occidental puede ser una opción viable para luchar contra los militantes de este grupo terrorista, actualmente aliado con el llamado Estado Islámico.
 
Para el obispo, cuya diócesis está en el centro del territorio del grupo terrorista islamista, al norte de Nigeria, “Occidente debería hacer intervenir fuerzas de seguridad terrestre para contener y repeler a Boko Haram. Una campaña militar concertada, dirigida por Occidente, es necesaria”, dijo a la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada.
 
Según monseñor Dashe Doeme, el ataque de Baga ha mostrado la ineptitud del ejército nigeriano, a lo que hay que añadir oficiales superiores incompetentes que deberían ser despedidos “para que ello sirva de lección a los demás”.
 
“Entre los soldados, hay simpatizantes de Boko Haram –algunos eran incluso miembros de Boko Haram- y muchos sencillamente huyeron”, lamenta.
 
El obispo también pide la detención de los apoyos clandestinos extranjeros del grupo terrorista islamista, precisando: “el Gobierno [nigeriano] sabe quién patrocina a Boko Haram”.
 
Mil personas asesinadas, 50 iglesias destruidas, más de la mitad de los fieles refugiados. En cinco años, la amenaza ejercida por Boko Haram ha diezmado su diócesis, causando la destrucción de más de 50 iglesias y capillas y el abandono de más de 200 iglesias.
 
Según el obispo, un millar de sus fieles ha sido asesinado, muchos de ellos por los islamistas. Los extremistas “apuntan ponen una pistola o un cuchillo sobre ellos, diciéndoles que si no se convierten serán asesinados”, explica, “y realmente algunos de ellos han sido asesinados por haber rechazado convertirse”.
 
Desde 2009, unos 70.000 de los 125.000 católicos de su diócesis de Maiduguri han huido de sus casas, es decir, más de la mitad.
 
Llamamiento a la oración a María
 
“La amenaza a la que debemos enfrentarnos es signo de un futuro muy sombrío para la Iglesia –afirma el obispo-. Muchos de nuestros miembros se han dispersado y otros han sido asesinados; en algunas regiones ya no queda ningún cristiano”.
 
“Pero la Iglesia pertenece a Cristo –añade-.La Iglesia seguirá siendo fuerte; además muchos de nuestros fieles han regresado tras la toma de sus tierras por los soldados nigerianos”.
 
Monseñor Dashe Doeme pide oraciones para vencer la amenaza de Boko Haram. “Lo más importante es rezar por nuestro pueblo; sé que la gente reza por nosotros y se lo agradezco mucho”, dice.
 
“Veo que la gente reza el Ave María, nuestra madre María defiende nuestra causa –concluye-. Tenemos una gran devoción a la Santísima Virgen”.

El obispo explica a la agencia Fides que Boko Haram ha intentado entrar en Maiduguri dos veces este fin de semana -el viernes 23 y el domingo 25- y están intentando conquistar el noeste del país tras haber tomado otras ciudades.

“Los guerrilleros de Boko Haram han sido rechazados por el ejército y por la milicia civil que defienden la ciudad. Los combates han sido muy intensos -lamenta-. Boko Haram ha perdido varios hombres, peor también ha habido varias pérdidas entre las filas del ejercito".

“Corremos el riesgo de ver a Boko Haram conquistar todo el noreste antes del final de las elecciones, a menos que las tropas extranjeras intervengan”, reitera, en referencia a las elecciones presidenciales que se celebrarán a mediados de febrero.


Fuente: Aleteia