• MES MISIONERO EXTRAORDINARIO


    Octubre 2019: "Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo"
  • PRESENTACIÓN “CON JESÚS NIÑO A LA MISIÓN”


    Cuatrienio de Infancia Misionera
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

17 de enero de 2018

EBELE OKOYE, PREMIO HARAMBEE 2018 A LA PROMOCIÓN E IGUALDAD DE LA MUJER AFRICANA

África puede cambiar en pocos años, porque son las mujeres las que transmiten la educación, la cultura y la tradición. «Educando a una mujer se educa a toda la familia y con las familias a todo el país»

La farmacéutica nigeriana Ebele Okoye ha sido galardonada con el Premio Harambee España a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana 2018

El galardón le será entregado el próximo 6 de marzo de manos de Teresa de Borbón dos Sicilias, miembro de la familia real y presidenta de Honor de Harambee.

El premio ha recaído en Okoye por ser la promotora del Proyecto social AMAD de Women Board (http://womensboard.org.ng/), que desarrolla en Nigeria y que persigue, entre otras cosas, la alfabetización de las niñas para que puedan incorporarse al sistema escolar, la capacitación profesional de mujeres en general o dotar de servicios médicos y dentales básicos a los más pobres. 

«En las zonas rurales las mujeres están totalmente sometidas», explica la farmacéutica. Por eso su proyecto trabaja a favor de la mujer. Con él, Okoye quiere que puedan ganarse la vida y ser independientes, que las adolescentes no abandonen los estudios o aprendan un oficio y que se facilite a las niñas el acceso a la educación.

Así, África puede cambiar en pocos años, porque son las mujeres las que transmiten la educación, la cultura y la tradición. «Educando a una mujer se educa a toda la familia y con las familias a todo el país».

África, asegura la farmacéutica, «necesita líderes responsables y el proyecto AMAD es un modelo excelente porque no solo imparte seminarios de liderazgo, sino que también aborda los problemas sociales, especialmente la lucha contra la pobreza». En la comunidad de Iroto, por ejemplo, cerca de 4.000 mujeres y niños se han beneficiado del programa AMAD.

Fuente: Harambee/Alfa y Omega